OZONO CONTRA EL COVID-19, EL DESINFECTANTE + POTENTE Y NATURAL

El ozono es un potente desinfectante que no requiere de productos químicos para eliminar VIRUS, BACTERIAS Y MALOS OLORES con una efectividad del 99,9%.


El ozono es un potente desinfectante que no requiere de productos químicos para eliminar VIRUS, BACTERIAS Y MALOS OLORES con una efectividad del 99,9%. Este importante aliado natural, está formado por tres átomos de oxígeno y es uno de los oxidantes + poderosos. Garantizando una eficaz eliminación de virus y otros microorganismos de presencia aérea, bacterias, protozoos, hongos, nematodos, esporas e incluso quistes. Además se encarga de los malos olores. Es, según la OMS, el desinfectante + potente. Unas 10 veces más que el cloro. Su eficiencia es equiparable a su eficacia, puesto que, debido a su rápida descomposición, no deja residuos peligrosos o nocivos. Por tanto podemos estar seguros de que, además de eficaz, eficiente y económico, es respetuoso con el medio ambiente. En KIMO, el uso de ozono forma parte de nuestro día a día en la clínica y ahora queremos recomendar el uso del OZONIZADOR DOMÉSTICO por su gran cantidad de propiedades y beneficios para la salud. USOS DE GRAN UTILIDAD CONTRA EL COVID-19: -Purificar y desinfectar habitaciones, espacios, diferentes ambientes, coches… -Desinfección de los alimentos (frutas, verduras…), envoltorios de artículos adquiridos por internet, también en seco (productos de panadería o pastelería, etc…) difíciles de desinfectar estos días tras hacer la compra. -Limpieza en seco de ropa, calzado y de cualquier tipo de tejido al llegar a casa. -Como enjuague desinfectante mediante agua ozonizada, de las fosas nasales y garganta. Ya que son posibles entradas del virus. -Limpieza de toda la casa, suelos, vajillas… y de dispositivos electrónicos (móviles, ‘tablets’, ordenadores...), sustituyendo a lejías –que aunque también son potentes desinfectantes, son menos saludables. -El uso de agua ozonizada para cocinar y para beber también es muy saludable. Nosotros, estos días en nuestros hogares, ¡lo tenemos trabajando a destajo!

ado natural, está formado por tres átomos de oxígeno y es uno de los oxidantes + poderosos. Garantizando una eficaz eliminación de virus y otros microorganismos de presencia aérea, bacterias, protozoos, hongos, nematodos, esporas e incluso quistes. Además se encarga de los malos olores.

Es, según la OMS, el desinfectante + potente. Unas 10 veces más que el cloro. Su eficiencia es equiparable a su eficacia, puesto que, debido a su rápida descomposición, no deja residuos peligrosos o nocivos. Por tanto podemos estar seguros de que, además de eficaz, eficiente y económico, es respetuoso con el medio ambiente.

En KIMO, el uso de ozono forma parte de nuestro día a día en la clínica y ahora queremos recomendar el uso del OZONIZADOR DOMÉSTICO por su gran cantidad de propiedades y beneficios para la salud.

USOS DE GRAN UTILIDAD CONTRA EL COVID-19:

-Purificar y desinfectar habitaciones, espacios, diferentes ambientes, coches…

-Desinfección de los alimentos (frutas, verduras…), envoltorios de artículos adquiridos por internet, también en seco (productos de panadería o pastelería, etc…) difíciles de desinfectar estos días tras hacer la compra.

-Limpieza en seco de ropa, calzado y de cualquier tipo de tejido al llegar a casa.

-Como enjuague desinfectante mediante agua ozonizada, de las fosas nasales y garganta. Ya que son posibles entradas del virus.

-Limpieza de toda la casa, suelos, vajillas… y de dispositivos electrónicos (móviles, ‘tablets’, ordenadores...), sustituyendo a lejías –que aunque también son potentes desinfectantes, son menos saludables.

-El uso de agua ozonizada para cocinar y para beber también es muy saludable. Nosotros, estos días en nuestros hogares, ¡lo tenemos trabajando a destajo!

13 vistas

Contáctanos a través de nuestras redes sociales:

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Negro Facebook Icono

© 2023 by KIMO, ODONTOLOGÍA BIOLÓGICA.